ENTRA YA!

Image and video hosting by TinyPic

LAS MEJORES CASAS DE APUESTAS EN LA WEB!

martes, 2 de noviembre de 2010

El megapuerto debe estar en la isla San Lorenzo, plantean ex marinos

ISLA SAN LORENZO

Bravo Velarde, marino en retiro, empeñado en la defensa de la isla.

GRANDES PROYECTOS

“El proyecto permitirá la creación de millón y medio de nuevos empleos, se ganarían al mar 100 millones de metros cuadrados de nuevas tierras. Igualmente se incorporarían 300 mil hectáreas de nuevas tierras a la agroindustria y la ganadería y por si fuera poco habrían nuevas fuentes de agua, gas, petróleo y minería y miles de proyectos derivados”, asegura Bravo.

La construcción de un megapuerto, incluido aeropuerto, en la isla San Lorenzo ha despertado el entusiasmo de los chalacos que en asambleas efectuadas en los últimos días decidieron realizar diversas acciones que obliguen al gobierno a dar marcha atrás en su afán de concesionar el histórico islote a empresarios ligados a la construcción y exigir se apruebe el referido proyecto. Meses atrás Proinversión coloco a San Lorenzo entre los lugares que podrían ser entregados para obras urbanísticas sin tener en cuenta, como aseguran los estudiosos, su posición estratégica para la defensa nacional.

De inmediato, vecinos del primer puerto expresaron que de ninguna manera permitirán que San Lorenzo, pase a manos privadas. Representantes de organizaciones sociales, políticas y gremiales consideran que la mejor forma de que el Callao recupere su condición de gran puerto es con la construcción de un megapuerto.

“La principal forma de preservar este legado y recuperar el liderazgo histórico en America del Sur, es con la construcción de nuestro proyecto de megapuerto y corredor interoceánico”, afirma, mostrando los planos del proyecto, el capitán (r) de la Marina de Guerra Marcos Bravo Velarde.

También el dirigente social del Callao Pedro Morante y Gilda Espiel, representante de los jubilados truncos dicen que el pueblo chalaco apoya un megapuerto y se opone a la construcción de casinos y viviendas en la histórica isla, como pretende el proyecto oficial. Actualmente existe una gran diferencia entre las operaciones comerciales marítimas de Perú y Chile. Mientras el vecino del sur realiza transacciones por montos que ascienden a 7 mil millones de dólares, nuestro país apenas llega a los 900 millones de dólares, diferencia que podría cambiar a nuestro favor con un gran megapuerto.

Historia marítima

“Para construir el futuro veamos el pasado, si nos remontamos a las épocas preinca, inca, colonial y republicana veremos que la isla San Lorenzo ha tenido siempre un papel protagónico en el desarrollo del país, por lo tanto no podemos permitir que se entregue a manos privadas”, expresa Bravo.

Recordó cómo en la época del Inca Tupac Yupanqui navegantes de esta cultura llegaron hasta la Polinesia con una excelente construcción naval.

“Los antiguos peruanos demostraban así que tenían proyección del poder marítimo y logístico y debemos continuar en esa senda”, apunta. También en 1913 el visionario presidente Guillermo Billinghurst, con el ingeniero Krauss, proyectaron unir San Lorenzo con La Punta para construir una inmensa Dársena (muelle especial) y ser eslabón logístico con el canal de Panamá, pero al ser derrocado se frustró su intento.

“En la década del 70 Singapur pasó de ser un país subdesarrollado a ser uno de las más modernos en tecnología respetando la ecología, sin pobreza, sin desempleados, con altos niveles de Educación y de ingresos por persona, todo gracias a su ubicación y potencial marítimo similar al del Perú”, señala Bravo.

Está convencido de que el Perú tiene un gran potencial geoestratégico que debe ser aprovechado, pues somos un país marítimo, andino y amazónico como aparece en el Libro Blanco de la Fuerza Armada y San Lorenzo puede convertirse en una fortaleza nacional socioeconómica bioceánica y ser alternativa del canal de Panamá.

El proyecto del megaterminal multimodal de San Lorenzo tiene como su principal promotor al capitán de navío Lizandro Paredes quien, junto a diversos especialistas, presentaron años atrás el proyecto a instituciones nacionales e internacionales, recibiendo la aprobación de organismos como las Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo, el PNUD, el Congreso de la República y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Durante el gobierno de Alejandro Toledo el Congreso aprobó el proyecto pero extrañamente días antes del cambio de mando alguien ordenó a la mesa directiva del Parlamento no colocar el caso en la agenda legislativa.

Crecería San Lorenzo

Con el proyecto de Paredes, San Lorenzo crecería en siete kilometros ahí estarían las pistas de un nuevo aeropuerto.

“La isla no se puede destrozar como pretenden algunos porque es una formación rocosa de más de un millón de años que ha salvado a los chalacos de muchos tsunamis y que hay que respetarla”, precisa Bravo, quien destaca que el proyecto tendrá proyección sobre la sierra y la selva, con las que se conectará por vías modernas y veloces de transporte.

Tanto para los marinos del proyecto del megaterminal como para los chalacos la forma más desastrosa de afectar la defensa y el desarrollo nacional es vender, como se pretende, 412 hectáreas de la isla donde se encuentran las instalaciones de la Marina de Guerra y de la Fuerza Aérea Peruana. Muchos peruanos consideran que existe una organización de lobbies que logra que malas autoridades promuevan intereses lesivos a la patria. Mencionan la desaparición de la marina mercante, lo que favoreció a Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario