ENTRA YA!

Image and video hosting by TinyPic

LAS MEJORES CASAS DE APUESTAS EN LA WEB!

lunes, 3 de diciembre de 2012

Presentación de los Alegatos del Perú en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el Diferendo Marítimo con Chile [FIN DE LA TRANSMISIÓN]

ALLAN WAGNER PERU

El embajador Allan Wagner Tizón aseveró hoy que “no existe ningún tratado” de límites que fije la frontera marítima con Chile y que ese país no ha logrado demostrar la tesis contraria, en el inicio de los alegatos peruanos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Explicó que no hay ninguna delimitación marítima preexistente entre las partes, tampoco ningún convenio internacional ni una línea de facto que delimite dicha frontera.
“La causa de Perú en esta corte estriba en que el límite marítimo no ha sido delimitado y que en ausencia de tal delimitación esa frontera tiene que ser determinada por la corte”, indicó de acuerdo con la traducción de su exposición realizada en inglés.
Añadió que Chile “no ha logrado demostrar ni dónde ni cuándo quedó establecido el límite marítimo que esa parte alega”.

Según reseñó, Chile y Perú coincidieron en la extensión de su jurisdicción a una distancia de 200 millas desde la costa, lo que era coherente con el objetivo común de proteger sus derechos marítimos frente al aumento de la pesca ballenera extranjera fuera de sus costas.

No obstante, el agente peruano aseguró que en ninguno de los decretos o documentos que al respecto emitieron las partes se expresaba preocupación alguna por las fronteras laterales con los Estados vecinos.
“Efectivamente, en el Decreto Supremo de Perú de 1947 no se establecía absolutamente nada respecto de una frontera lateral que siguiera un paralelo de latitud u otra línea cualquiera”, apuntó Wagner.
Declaración de Santiago

Recordó que, en 1952, tanto Perú como Chile y Ecuador firmaron la Declaración de Santiago, en la que se ponía de manifiesto ante la comunidad internacional una política de defender y proteger sus recursos vivos marítimos, que eran explotados por grandes flotas pesqueras.

Por consiguiente, añadió, los tres Estados proclamaron su jurisdicción hasta una distancia mínima de 200 millas de sus costas.
“La Declaración de Santiago nada tenía que ver con las fronteras laterales. Se enfocaba en la extensión de 200 millas de los tres Estados, con miras a las actividades depredadoras de flotas balleneras extranjeras”, manifestó el también excanciller peruano.
Pese a ello, mencionó, Chile alega que mediante el punto 4 de dicha declaración, las partes delimitaron su frontera marítima; sin embargo –agregó Wagner–, ese acápite sólo se enfoca en los derechos marítimos correspondientes a las islas existentes en la zona.

“En el punto 4 no se delimitaban las fronteras marítimas entre Perú y Chile, ni entre Perú y Ecuador”, enfatizó.

Afirmó que Chile es “plenamente consciente” de que la Declaración de Santiago no apoya su postura respecto a que las partes acordaron en ese momento una frontera marítima.

Iniciativa peruana

Al referirse al contexto histórico de la controversia, Wagner reseñó que en 1986 Perú pidió a Chile iniciar las negociaciones para fijar por acuerdo la frontera marítima entre ambos Estados, por intermedio de su enviado especial, el embajador Juan Miguel Bákula.

Señaló que entonces la reacción de Chile fue declarar que “estudiaría el asunto y volvería al mismo a su debido tiempo”.
“Lamentablemente, Chile no dio ninguna indicación de estar estudiando el asunto, más bien en los noventa inició una serie de medidas unilaterales para crear la sensación de que ya existía una frontera marítima con Perú, pese a la total ausencia de cualquier acuerdo en este sentido”, anotó.
Chile no publicó mapas en 40 años

Explicó que después de ello, Chile empezó a publicar cartas o mapas en los que pretendía mostrar una frontera marítima con Perú, pese a que no lo había hecho durante 40 años, desde la firma de la Declaración de Santiago (1952).

Dijo que en el 2000, dichos mapas fueron depositados ante las Naciones Unidas, pretendiendo representar una frontera a lo largo del paralelo 18 de latitud, lo que motivó la protesta de Perú, que señaló que nunca se había firmado un acuerdo de límites marítimos.

Incluso en el 2004, Perú propuso oficialmente el inicio de negociaciones bilaterales para delimitar la frontera marítima, lo que fue rechazado por Chile, argumentando que esta ya se había establecido, ratificando que “Chile no tenía interés en negociar la delimitación de una frontera marítima”.

Ello motivó que ambos Estados, por intermedio de sus cancilleres, firmaran una comunicación conjunta en noviembre de ese año, en la que señalaban que tenían posiciones diferentes respecto al tema jurídico de su delimitación marítima.

Por eso, dijo, se decidió acudir al tribunal internacional, para aplicar que se delimite la frontera marítima acorde con el derecho internacional, desde el Punto Concordia, donde la frontera terrestre llega al mar y que declara los derechos soberanos de Perú en la zona.

Al inicio de su exposición, Wagner declaró su admiración por el extinto exmandatario peruano José Luis Bustamante y Rivero, expresidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y uno de los grandes promotores de la tesis de las 200 millas marítimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario